Caldo con pelotas de la abuela Rosa
A pajera

Caldo con pelotas de la abuela Rosa

No jugamos para ganar, sino para ser recordados. Algo parecido proclamaba Sócrates (el futbolista brasileño, no el filósofo), cuando le preguntaban por aquel fútbol tan exquisito y coral que practicaba el Brasil de los 80, que maravilló al mundo entero. Yendo mucho más cerca, y precisamente cuando nos acercamos a fechas tan señaladas como las … Sigue leyendo