Investiga, que no es poco

La salud de los ríos, también amenazada por los microplásticos

Hoy os traemos un estudio publicado recientemente en la revista Science of The Total Environment en el que sus autores muestran que hasta el 50% de los organismos invertebrados que viven en los ríos podrían estar afectados por contaminación derivada de microplásticos.

El estudio, liderado por Fred Windsor y Steve Ormerod (Universidad de Cardiff) y desarrollado junto a colaboradores de la Universidad de Exeter, muestra que estos contaminantes pueden ser frecuentes en aguas continentales y suponer un riesgo tanto para nuestra salud como para la de los ecosistemas terrestres.

Río Wye (Gales), uno de los cursos fluviales en los que se tomaron muestras  para evaluar el efecto de los microplásticos. Foto: Cardiff University.

Los microplásticos: un contaminante global

En los últimos años, los microplásticos han adquirido gran relevancia mediática. Se habla de ellos en los telediarios, la radio, los periódicos…, ¡están en todas partes! Y es que estas pequeñas partículas de plástico (< 5 mm) se han extendido por mares, ríos y ecosistemas terrestres, sin que nada les ponga freno. Sin embargo, sabemos muy poco sobre cómo entran estas partículas en los ecosistemas o qué efectos tienen sobre los organismos. De hecho, se trata de partículas de composición muy variable, con una expansión masiva en los ecosistemas relativamente reciente, cuyos impactos están actualmente bajo investigación.

Hasta el momento, los científicos habían centrado su atención sobre los efectos de los microplásticos en los océanos. Sin embargo, parece probable que una gran parte de estas partículas entren a los océanos a través de los ríos de manera continua y sobre todo después de grandes tormentas. Se sospecha que una gran parte de los microplásticos podría entrar en los ríos a través de aguas urbanas o quizás de manera más difusa. En cualquier caso, se desconoce la extensión y los mecanismos a través de los cuales los microplásticos podrían pasar a la cadena trófica de los ríos y afectar tanto a nuestra salud, a través del consumo de agua, como a la de los ecosistemas adyacentes, ya que muchos animales terrestres se alimentan de organismos acuáticos.

Adulto de Rithrogena germanica, especie perteneciente al orden Ephemeroptera,  bajo el cual se incluyen insectos cuyas larvas acuáticas son comunes en ríos y arroyos.  Autor: Richard Bartz, trabajo propio (CC BY-SA 2.5, en wikimedia commons).

Los microplásticos afectan al 50% de los invertebrados que habitan en ríos

En este estudio, los investigadores han analizado muestras de invertebrados procedentes de tramos de río aguas arriba y aguas abajo de plantas depuradoras, las cuales son sospechosas de introducir microplásticos en los ríos.

Los resultados muestran que los microplásticos están presentes en todas las zonas del río, independientemente de si se encuentran aguas arriba o aguas abajo de las depuradoras. Esto sugiere que las depuradoras no juegan un papel fundamental a la hora de introducir estos contaminantes en los ríos, y que podrían estar entrando de forma difusa y generalizada a través de otras fuentes.

Lo que sí que parece claro es que los organismos acuáticos se exponen a los microplásticos a través de su alimentación. De los invertebrados analizados, alrededor del 50% estaban afectados por microplásticos. A través de un minucioso examen microscópico, los investigadores han encontrado concentraciones de hasta 0.14 unidades de microplásticos por miligramo de tejido analizado. Aunque esta cantidad varía entre los distintos organismos, es mayor cuanto más grande son los individuos, no existiendo una relación clara con un modo de alimentación concreto.

Microplásticos de distintos tamaños encontrados en los invertebrados analizados. Fuente: Windsor et al (2019).

Este estudio supone un primer avance para conocer cómo afectan los microplásticos a la vida en los ríos, cuyo buen estado es fundamental para mantener funciones ecológicas tan esenciales como la depuración de las aguas y el reciclaje de nutrientes. Además, resulta imprescindible investigar la manera en la que estos microplásticos se transfieren por los distintos eslabones de la cadena trófica, ya que muchos de los insectos que viven en los ríos son capaces de volar en su forma adulta y transferir esos contaminantes al medio terrestre, pudiendo dañar tanto nuestra salud como la de otros organismos.

Artículo completo:

Windsor, F.M., Tilley, R.M., Tyler, C.R. and S.J. Ormerod (2019) Microplastic ingestion by riverine macroinvertebrates. Science of the Total Environment, 646: 68-74.